Todos tenemos o tuvimos abuelos, o padres que están próximos a llegar a la tercera edad. Incluso las personas jóvenes que leen este artículo llegarán a esa edad e irán desarrollando distintas enfermedades propias de este ciclo de vida.

Aunque existen una gran variedad de padecimientos entre los adultos mayores, éstas son las que más se presentan entre este sector de la población. Pon atención.

Demencia senil:
es la pérdida progresiva de las funciones cognitivas por daños cerebrales. La persona tiene la incapacidad de realizar las actividades de la vida diaria.

Parkinson:
esta es una enfermedad crónico-degenerativa que afecta el sistema nervioso y se caracteriza por la falta de coordinación y rigidez muscular.

Alzheimer:
una enfermedad mental muy fuerte porque van murieron las células nerviosas del cerebro y disminuye la masa cerebral. Se da la pérdida de memoria, desorientación espacio-temporal y un deterioro intelectual y personal.

Artritis:
es cuando se inflaman las articulares del cuerpo, por ejemplo, es muy claro en las manos porque los nudillos se hinchan, lo que limita el movimiento natural de los dedos.

Osteoporosis:
es una enfermedad ósea o de los huesos, donde disminuye la densidad del tejido óseo y por eso los huesos se vuelven muy frágiles, lo que puede resultar en fracturas.

Sordera:
es cuando los adultos mayores pierden, en menor o mayor medida, su capacidad auditiva.

Presión arterial alta:
es una afección grave que puede causar enfermedad coronaria, insuficiencia cardíaca y renal, derrame cerebral, entre otros problemas de salud.



Fuente: carflor.com